Acto de creación – a la venta

Estándar

“Acto de creación”, el poema extenso que os anuncié hace pocas semanas ya se encuentra a la venta en Amazon. Han debido de venderse tres o cuatro ejemplares porque ha entrado en la lista de los más vendidos. Aunque en términos de calidad esto no quiere decir nada, os agradezco el apoyo en todo caso. Aquí, la captura de pantalla que está haciendo revolverse en su tumba campestre al mismísimo Homero:

 

amazon mas vendidos

Como digo, “Acto de creación” puede adquirirse en Amazon (enlace), pero también, si así lo preferís, en la mayoría de las librerías españolas, con lo que haríais un favor al comercio de proximidad. Para quienes todavía no lo conozcáis, este es el inicio de este poema:

actodecreación“Acto de creación” es un poema extenso. Si os interesa este género, aquí hay un estudio interesante realizado por el investigador Juan José Rastrollo Torres. Vosotros sabréis juzgar si este poema entra en la categoría de los poemas extensos con honores o a tientas.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los Barruecos (circa 2006)

Estándar

Siempre habitaron los locos levantadas rocas
erguidos frente al viento
de su tormento nocturno.

Allí su pecho,
guardándose a sí mismos de nuevas posesiones
que hasta el fondo de tierra iban sembradas
en la lenta espera del relámpago.

Libraban en silencio
grandes batallas cada día
pero en cada recomenzar del sol
volvía todo a lo mismo,
y en su propia ruta estelar, los locos
siempre en pie
directos a ocupar las piedras
mientras los versos crecían en vosotros.

Nunca fuimos capaces de doblar la cara
del relámpago
y revelar la clave final del laberinto.

Y ya ves que ahora
es para todos igual,
nosotros entre la sangre umbilical y el viento crudo
por eso al terminar los versos
nos iremos todos.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cae la noche

Estándar

LLEVO todo el día aguardando ese momento
en el que bajas a la calle
como siguiendo un deseo,
porque mientras dejas caer la bolsa de basura
puedo ver tu silueta iluminada.

Necesito solo esas luces eléctricas
ayuntadas a tu pelo
para saciarme en tu don
manantial tan dentro y fuera de mí,

Apenas durará tu simiente hasta mañana
presa ante los látigos deseos
de tu ausencia,
fuera en todo de esta dulce hegemonía
ajena a ti.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ermita de San Miguel

Estándar

La ermita que nos tapa,
ruinosa y sola en el campo,
precisamente porque fuimos
no somos quienes fuimos.

Serenos bajo tanto sol
o en plena tormenta impertinentes,
a nuestro alrededor todo fue cambiando
hasta cambiarnos.

Y hoy su forma férrea,
su muro estoico.

Menea el viento
a un lado y otro la memoria,
y las piedras de su altar descolorido
van mellándose
igual que cualquier otra pizarra.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Acto de creación (2016)

Estándar

Es para mí motivo de placer y orgullo anunciaros la publicación del poema “Acto de creación”, editado por la casa madrileña “Cuadernos del laberinto” bajo el sello de la colección “Anaquel de poesía” y en edición bilingüe español/inglés. Pronto actualizaré esta entrada con algunos puntos de venta para aquellas personas interesadas, pero me gustaría compartir con vosotros desde ya la sinopsis del libro así como su (en mi opinión precioso) diseño de portada:

Acto de creación Diego Agúndez, editorial cuadernos del laberinto 2016

“Sentado en una terraza, Diego Agúndez medía opciones para sus vacaciones de verano cuando sufrió un deslumbramiento. Masivas galaxias, agujeros negros, la luz del sol fueron de repente abriéndose paso entre otros pensamientos más mundanos, y su pequeño propósito de irse a la playa quedó difuminado entre otros viajes de otra enjundia, como el lanzamiento de la sonda espacial «Voyager», la conquista de México o el deber de educar a los hijos.

Este libro es el resultado de tal deslumbramiento. Es un acto de creación distinto a cualquier otro. Es un poema largo y un poema corto. Un pequeño viaje dentro de un gran viaje, la historia de cómo cualquier momento podría desatar la conciencia de nuestro paso por la vida.

Por ACTO DE CREACIÓN deambulan como figurantes Yuri Gagarin, escritores clásicos y jóvenes poetas, una vecina pesada, un físico iraní o un barrendero de barrio. Sonámbulos en sus distintos espacios y momentos, todos ellos son revividos en un big bang controlado, un acto único de lenguaje que sitúa como condición previa del conocimiento a la propia voluntad de imaginarlo; es decir, el poder creador como testigo y refugio de nuestra condición humana”.

Podéis encontrar más información en la página de la editorial, y como diría Gagarin… poyekhali.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Borbollón

Estándar

MAÑANA de espléndida luz, nuevos días;
son apenas los primeros besos
del amanecer; bienvenidos a esta hora
tranquila. Si por la presa navega la mirada
puede verse la estela
de una barca en su trayecto solitario.
Una grulla vuela y despereza con lentitud
al viento que dormía.

(Oyentes de un nuevo sonido
con tanto guardado ya en los ojos,
pero sin perder sorpresa
porque por más que a la misma luz
se entornan los ojos en cada despertar
y ni la abeja vuela en una misma elipse
ni el amanecer recuerda a sus hermanos muertos).

De cuanto ocurre
informaremos, a la espera de encontrar
un grano de arena igual a otro
los mismos pájaros jugando cada día
tu sola voz sonando a la vez en muchos sitios.

(Pasea alguien. El pescador
ha apagado la radio,
echa el anzuelo, después se frota las manos.
Podemos todavía gozar tanto
pues todo lo que somos siempre cambia
y todo lo que amamos siempre cambia).

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

A la carrera

Estándar

SIEMPRE es viajar,
No importa si en segundos o kilómetros,
Porque somos un nudo
Que poco a poco se va desenlazando
Y vuelve a encadenarse – no sé cómo.
Es nuestro movimiento quien aspira el día
Y lo vuelve noche y nosotros.
Entonces, tal vez en nuestra orilla
ya no sentimos límite:
ya en el mar, ya en el campo seco
-como la lluvia deja mudos a los pájaros
mientras alivia su sed-
Se nos vuelca
Nuestra forma de estar vivos.

Esta revelación de vivir
dura apenas lo que una pisada,
pero ya no vuelve atrás,
erguida en el suceso y en sus continuaciones.
Crece su brote tanto que la vida no basta
y entonces la ambición.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La golosa

Estándar

AQUÍ en el confín de la sierra,
cualquiera puede intuir su permanencia.
cualquiera a solas
Da por suyo un recuerdo, una canción
que se hace carne al fin.

Y pudiera darse al bosque, porque
El temblor nuestro es el temblor
También de tantas ramas; pudiera ser
Ese viaje
Más largo que los otros
pero durar apenas lo que el roce
De las agujas de pino contra el cuerpo,
esa mueca lúgubre en el rostro
de quien es feliz pero tendrá que irse.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Tormenta

Estándar

(i) EN EL FINAL,
¿está quieta la luz durante el vuelo?

(ii) Esta expectoración atronadora
acribillándome a ondas como un fotón
contra las rendijas del muro.
Cielo y tierra unidos en esa misma onda
de garganta,
llegando a todas partes.

(iii) Agitada, en pleno campo
la espiga en su pequeña perfección
buscando su alimento.
Todo su ciclo ha de ser así,
el lento reloj del sol,
los surcos en su línea recta
como con un destino ,
el chorro cayendo de la fuente,
tengo sed y he de irme a casa.

(iv) De este lado llueven átomos
con una armonía clara al fin como su sombra.
Hombre poderoso tan al fin
ganando su peso a lo que pasa
como una gran estrella a punto de parir
su gravedad.

(v) Metido en el curso de las cosas
decirlo todo como apenas decir nada;
sintiendo que por dentro de la mano
corre el beso como el golpe
y como la flor, un arma,
igual vivir como morir
salvo por estas palabras.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ribera del Marco

Estándar

BAJO LAS SOMBRAS de la muralla negra
frente a los largos campos,
al fin de la ciudad apenas por un árbol
cuyas últimas ramas eran ya estrellas.
Cuanta luz
custodiaba tu cuerpo
allí me la diste.
Allá también mandamos nuestra voz, allá arriba.
Y dejándonos llevar recibimos muchas visitas
muchas caras perdidas por nuestros kilómetros de piel
mientras jadeabas exhausta.

Hoy sé que todo se hunde,
pero con armonía,
y que para nosotros es tarde, pero
deja que me acueste aquí, a tu lado.
Mañana al despertar quizá seremos dioses.
Deja que me acueste aquí, a tu lado.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail