029. LAS LÍNEAS NEGRAS

Estándar

Todo este camino que has venido siguiendo
está delimitado por dos gruesas líneas negras:
una pintada al comienzo, la otra al final.

No recuerdas cuándo comenzaste a andar
ni podrás volverte a mirar la ruta a tu llegada.

Nadie conoce sus propias líneas negras.

Ninguna otra línea debe detenerte.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *