030. Cápsulas del tiempo

Estándar

Hace hoy ciento un años,
don Vicente Maestre dejó un curioso testamento.

Dejó selladas tres cajas.
En cada una de ellas había metido una serie de noticias
recortadas al azar de una serie de periódicos,
y ordenó que la primera de las cajas fuera abierta diez años después de su muerte,
y que la segunda de ellas fuera abierta cincuenta años después de su muerte,
y que la tercera de ellas fuera abierta cien años después de su muerte.

Lo que quería don Vicente era, mediante su curioso experimento,
probar la vigencia de nuestras preocupaciones,
el paso del tiempo,
los cambios de valor de las cosas.

Unos académicos abrieron la primera de las cajas por encargo del alcalde,
y consignaron que sólo la mitad de las noticias elegidas,
por razones diversas, continuaban teniendo algún tipo de vigencia.

Unos abogados de Cáceres abrieron medio siglo después
la segunda de las cajas, y dejaron escrito que apenas una o dos noticias
guardaban si acaso algún interés para la historia.

Unos amigos y yo abrimos el año pasado la tercera de las cajas,
envejecida y húmeda, y estuvimos repasando las noticias.

Algunas eran verdaderas curiosidades, pero nada más.

Lo más relevante, concluimos,
es que don Vicente Maestre dejó un curioso testamento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *