Autoridades atribuyen a “terroristas extranjeros” los atentados de Hyderabad

Estándar

Nueva Delhi, 26 ago 2007.- La ciudad india de Hyderabad (sur de la India) amaneció hoy paralizada por los atentados que este sábado causaron la muerte a 42 ciudadanos y heridas a varias docenas, obra, según las autoridades, de “grupos terroristas internacionales de Pakistán y Bangladesh”.
En los hospitales de la ciudad continúan ingresadas 70 personas, entre gestos de dolor de las familias afectadas, para las cuales el gobierno regional ha anunciado ya compensaciones.
En una comparecencia de prensa tras una reunión urgente, el gobernador regional de Andhra, Y. S. Rajasekhara Reddy, aseguró que los atentados fueron obra de “grupos terroristas internacionales”.
“La mayor parte de las veces, las organizaciones terroristas internacionales son responsables de estos actos espantosos(…) No podemos tener redes de inteligencia en Bangladesh y Pakistán”, añadió Reddy, quien negó un fracaso de los servicios secretos indios.
Las dos explosiones, casi simultáneas, ocurrieron este sábado en un auditorio al aire libre de Hyderabad -con 10 muertos- y en un concurrido restaurante de comida rápida situado a cinco kilómetros del primer punto, donde murieron 32 personas.
Según Reddy, por el momento no hay arrestos en relación con las bombas en Hyderabad, una ciudad que ya fue golpeada por otro atentado el pasado 18 de mayo, cuando una bomba mató a nueve personas en el interior de la céntrica mezquita Mecca, y dio pie a disturbios con la Policía que dejaron cinco muertos por disparos.
Aunque ningún grupo ha reivindicado el atentado del sábado, distintos medios indios apuntaban hoy al grupo islámico Harkat-ul-Jehadi Islami (HUJI), al que los investigadores responsabilizan también de la explosión de la mezquita.
Los fuerzas de seguridad han determinado ya que los autores de las explosiones usaron temporizadores -a diferencia de la mezquita, donde se usaron teléfonos móviles- y ocultaron en bolsas negras de plástico las bombas, compuestas por nitrato de amonio y bolas de metal.
Además, horas después de las explosiones, las fuerzas de seguridad recuperaron dos artefactos sin explotar junto a unas salas de cine, lo cual refuerza la teoría de que se trató de una conspiración a gran escala, según una fuente policial citada por IANS.
Respecto al posible papel del HUJI, la cadena de televisión NDTV informó de que los equipos de investigación están determinando el papel de Mohammed Abdul Sahed (alias “Bilal”), que participó presuntamente en el atentado de la mezquita, aunque las bombas en ambos atentados tienen una composición distinta.
En su comparecencia, Reddy anunció que las familias de los muertos obtendrán una donación de 500.000 rupias (unos 12.140 dólares, 8.900 euros) y un trabajo público, mientras que los heridos obtendrán ayudas de 20.000 rupias (unos 485 dólares, 350 euros) Los lugares de las explosiones se hallaban muy concurridos: en el auditorio, situado en el Parque Lumbini, unas 500 personas presenciaban un espectáculo de láser, mientras que el restaurante se encuentra en un área comercial muy popular los fines de semana.
Las autoridades declararon inmediatamente una alerta roja en Andhra que se extendió a la región adyacente de Tamil Nadu.
Durante la noche, varias personas sucumbieron a las heridas en los hospitales, que vivieron una actividad frenética para atender a las víctimas de las detonaciones.
El ministro indio del Interior, Shivraj Patil, tiene previsto llegar hoy a la ciudad, donde las autoridades de Andhra van a celebrar una reunión de todos los partidos.
La oposición del partido conservador hindú Bharatiya Janata Party ha pedido por su parte al Gobierno que haga público un comunicado con los principales atentados acaecidos en los últimos años, tras acusarle de mostrarse “blando” con el terrorismo.
Tanto el primer ministro indio, Manmohan Singh, como la presidenta, Pratibha Patil, y la líder del gubernamental Partido del Congreso, habían expresado ayer su condena por los atentados y su más “profunda preocupación”.
En Hyderabad, una ciudad que ha experimentado un fuerte desarrollo en los últimos años gracias a la industria de servicios informáticos, está prevista hoy la celebración de 10.000 matrimonios, porque los astrólogos han considerado “propicia” la jornada.
Con una apreciable minoría musulmana, Hyderabad experimentó violentos disturbios en los años 70 y 80.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *