“Bollywood” se atreve con Osama Bin Laden pese a las amenazas

Estándar

Nueva Delhi, 16 jul.- Osama Bin Laden es el centro de una nueva producción del cine hecho en Bombay, más conocido como “Bollywood“, donde hoy se estrena, pese a las amenazas, la polémica historia de un criador de pollos que simula ser el terrorista más buscado.
El argumento de “Tere Bin Laden” (“Sin ti, Bin Laden“) se desarrolla en la localidad de Karachi, en el sur de Pakistán, y versa sobre un periodista de poca monta que intenta vender una entrevista falsa de Bin Laden para poder emigrar a Estados Unidos.
“No es una biografía, sino una sátira. Quería mostrar el mundo tras el 11-S desde la perspectiva de la gente normal. Y usé un símbolo del terror, pero dándole la vuelta. Es hora de acudir al humor”, dijo a Efe desde Bombay el director, Abhishek Sharma.
Cansado de ver cómo Estados Unidos rechaza sus peticiones para obtener un visado, el periodista, interpretado por el cantante paquistaní Alí Zafar, halla por casualidad a un granjero de pollos que guarda un discutible parecido con Bin Laden.
Así que ambos se conchaban para montar una entrevista con la supuesta presencia del criminal más buscado y enviarla luego a canales estadounidenses con el fin de aprovechar la segura notoriedad mediática y conseguir por fin acceder al país.
“La idea fue muy rara. Me dolía la cabeza y me até un pañuelo alrededor para que se me pasara. Como tenía barba, mi mujer me dijo en broma que parecía Bin Laden. Y eso me hizo pensar, ¿por qué no hacer algo?”, afirmó Sharma, que escribió hasta diez veces el guión.
Bin Laden es objeto de continuos chascarrillos durante la película, que sin embargo no ha quedado inmune a la polémica: la productora, Walkwater Media, ha recibido una carta anónima que amenaza con “consecuencias” si se estrena el filme.
Y en Pakistán, donde se había retirado la palabra “Laden” del título -“Sin ti”, iba a llamarse- para evitar controversias, el Comité Fílmico de Censura decidió finalmente el martes prohibir la película por el temor de que se produzcan ataques terroristas.
“No creo que sea ofensiva. Nosotros no estamos glorificando a nadie. Con la sátira puedes decir ciertas cosas que no podrías decir con el cine serio”, se defendió Sharma, que ha presentado un recurso contra la decisión y espera que los paquistaníes “se diviertan”.
“Tere Bin Laden” se estrena en la India, el Reino Unido, Australia y otros países con fuerte presencia de emigrantes indios, pero sorprende la ausencia en esa lista de Estados Unidos: “primero queremos ver la respuesta en esas zonas”, se excusó Sharma.
Aunque en el cine indio predominan las historias de amor y las películas de acción, en los últimos años ha ido tomando fuerza el género de la comedia de enredo, con argumentos más bien poco sesudos que buscan conectar con los gustos de la nueva clase media.
El tráiler del filme da ya pistas de lo que verán los cinéfilos, con el Bin Laden de pacotilla dedicándose a criar o perseguir sus pollos, intentando quitarle el seguro a una granada o resultar convincente a base de muecas delante de un mapamundi y un Ak-47.
Pero en este caso, la sátira sirve además como ejemplo de los nuevos caminos que van tomando los realizadores de “Bollywood”, normalmente encolados a las fórmulas de éxito y más atentos a los bailes y escenas sentimentales que a los guiones de calidad.
“La cultura de los multicines ha dado una oportunidad a los cineastas, que saben que su película será estrenada. La audiencia se aburre de las mismas caras, la vieja fórmula…”, dijo el director.
“Tere Bin Laden” sigue los pasos de “Mi nombre es Khan”, un drama bollywoodiano sobre los efectos del 11-S entre los musulmanes, y precederá en varios meses a otra atrevida biografía sobre Adolf Hitler que promete ser objeto de debates acalorados.
En los multicines indios, la sátira sobre el criador de pollos metido a Bin Laden coincide con el estreno de “Lamhaa” (“Momento”), una visión de la violencia en la región histórica de Cachemira que ha sido prohibida a su vez en varios países de Oriente Medio.
El pre-estreno de “Lamhaa” iba a tener lugar en la parte india de la región cachemir, que se disputan la India y Pakistán desde la partición del subcontinente (1947), pero los productores dieron marcha atrás para no herir los sentimientos de la población.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *