El Gobierno de la India admite que el dengue no está bajo control

Estándar

Nueva Delhi, 5 oct 2006.- El Gobierno indio admitió hoy que el brote de dengue que afecta ya a 3.000 personas en el país, sobre todo en Nueva Delhi, no está aún bajo control, aunque sigue renuente a declarar una epidemia.
El dengue, transmitido por el mosquito “aedes“, ha causado 38 muertes y afecta a 2.900 personas, entre ellos dos nietos y un yerno del primer ministro de la India, Manmohan Singh, ingresados en situación estable en el hospital más importante de Delhi, el AIIMS.
El brote de dengue se produce en un momento en el que el sur del país afronta además un fuerte brote del virus chikungunya, transmitido por el mismo mosquito y que se ha cobrado ya 75 vidas con un total de 40.000 afectados.
“No diría que el dengue está completamente controlado, pero el Gobierno está tratando de reducirlo de manera que no pueda extenderse”, señaló el ministro de Información, Priya Ranjan Dasmunsi, a la agencia local PTI tras una reunión celebrada hoy por el Gobierno para tratar este problema.
Unas horas después, el ministro de Sanidad, Anbumani Ramadoss, afirmó en comparecencia ante los medios que la enfermedad ha causado 38 muertos entre los alrededor de 2.900 casos sospechosos en todo el país, con una alta incidencia en Nueva Delhi, donde han fallecido 16 personas y hay más de 600 afectados.
Según el canal de televisión NDTV, durante la reunión del Gobierno tuvo lugar un enfrentamiento entre el ministro de Sanidad y su homólogo de Ferrocarriles, Lalu Prasav, quien comentó que existe la impresión de que el Gobierno no ha hecho lo suficiente.
Ramadoss defendió las medidas tomadas por el Ejecutivo, diciendo que son adecuadas, y acusó a los medios de tratar el asunto de forma desproporcionada.
Sin embargo, en Nueva Delhi la mayoría de la población tiene algún conocido que sufre ese virus y desconfía de las informaciones del Gobierno, mientras crece la psicosis sobre la posible extensión del dengue.
En los últimos días, diversos hospitales de la capital han sido multados por no mantener unas condiciones higiénicas suficientes, lo cual facilita la proliferación del mosquito causante del dengue.
En el AIIMS, que acoge a los nietos del primer ministro, reciben actualmente cuidados un centenar de pacientes, de los que 20 contrajeron la enfermedad en el propio campus estudiantil que rodea la instalación.
El Gobierno indio defiende que se ha mantenido activo durante el desarrollo del virus y que la mayoría de los estados han seguido las indicaciones que efectuó hace seis meses el ministro de Sanidad sobre el fin de la temporada del monzón que suele traer consigo la propagación de enfermedades infecciosas.
Además, la Corporación Municipal de Delhi ha puesto en práctica fumigaciones masivas para evitar que la enfermedad se extienda, así como multas de diez euros para los dueños de zonas que el mosquito aprovecha para criar, como las aguas estancadas.
Algunas asociaciones de hosteleros han expresado sus temores ante el avance de la enfermedad en un período en el que los ingresos turísticos son los mayores del año.
“Si el dengue continúa empeorando y los países extranjeros toman medidas, las cosas pueden ponerse feas para las reservas”, señaló al periódico “Times of India” Rajendra Kumar, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del norte de India.
El dengue es una enfermedad de origen vírico que puede llegar a ser mortal y que se caracteriza por una fiebre alta, dolor intenso en los músculos y articulaciones e inflamación de los ganglios linfáticos.
La picadura del mosquito “aedes aegypti” es frecuente durante el monzón estival y los meses posteriores.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *