El “tigre” tamil Prabhakaran, líder de una guerrilla sanguinaria y resistente

Estándar

Nueva Delhi, 18 may 2009.- El escurridizo líder Vellupillai Prabhakaran, muerto hoy a manos del Ejército de Sri Lanka tras 26 años de lucha, ha sido el rostro de la guerrilla tamil, un cuerpo sanguinario que llegó a tener una aviación propia y patentó los ataques suicidas como arma de combate.
El inflexible fundador de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) y el resto de líderes de la guerrilla “están todos muertos”, aseguró hoy a Efe un portavoz militar, quien dijo que sólo falta confirmar oficialmente el reconocimiento del cadáver.
Héroe para sus adeptos y terrorista para el Gobierno ceilandés, Prabhakaran lideró con mano de hierro una guerrilla bien entrenada y disciplinada que puso en jaque durante décadas al Ejército, que hoy aseguró haber acabado con lo que quedaba del LTTE, unos cientos de hombres que resistían acorralados en menos de un kilómetro cuadrado.
Lejos queda el tiempo en que Prabhakaran llegó a controlar dos tercios de las costas y un tercio del territorio total de Sri Lanka.
Durante dos décadas y media de lucha, el “tigre” Prabhakaran no ha dudado en eliminar por cualquier medio cualquier atisbo de disidencia entre la comunidad tamil, y hasta el final sus hombres dispararon contra la población que quería huir de los combates.
Nacido en noviembre de 1954 en la península de Jaffna (norte) como el menor de cuatro hermanos, su vida puede resumirse en una sanguinaria carrera para lograr la independencia de los tamiles de la isla tras décadas de discriminación por parte de la mayoría cingalesa.
Aunque durante su mando ha concedido muy pocas entrevistas, se dice de Prabhakaran que era un estudiante tímido que, enfadado por los malos tratos que sufrían los tamiles, se apuntó a artes marciales e inició su militancia en movimientos independentistas.
En 1975, fue acusado de asesinar a bocajarro al entonces alcalde de Jaffna, Alfred Duraiappah, poco tiempo después de fundar una organización denominada Nuevos Tigres Tamiles (TNT), el germen de lo que sería el LTTE.
Ya renombrado, los guerrilleros del LTTE emprendieron una campaña de violencia de baja intensidad que contó con un apreciable apoyo popular y desembocó en 1983 en una guerra abierta contra el Gobierno de Sri Lanka que ha causado más de 70.000 muertos (casi 6.500 de ellos este año, según cálculos de la ONU).
Prabhakaran construyó una organización de tipo totalitario preparada para llevar a cabo audaces ataques terroristas y golpes de efecto, pero también para gestionar un Estado de hecho, con hospitales, Policía y hasta un servicio propio de aduanas.
Líder indiscutible del LTTE, Prabhakaran se mostró inflexible ante la disidencia en el movimiento armado, que ha dirigido desde sus búnkeres y redes de túneles excavados en las áreas selváticas ahora conquistadas por el Ejército.
“Prabhakaran no es el tipo de hombre que vive en la superficie. Estoy seguro de que está viviendo bajo tierra”, dijo a la prensa sólo hace unos días el brigadier Shavendra Desilva, que dio por descontado que el “tigre” iba a luchar “hasta el último momento”.
Cada año, el jefe del LTTE pronunciaba un discurso con motivo del día de los Héroes de la Patria Tamil.
“Hay tres fundamentos: la patria tamil, la nacionalidad tamil y el derecho a la autodeterminación de los tamiles. Esas son las demandas fundamentales de los tamiles”, dijo en una multitudinaria y excepcional rueda de prensa en 2002, cuando el LTTE alcanzó un alto el fuego con el Gobierno.
Objeto de constantes rumores y especulaciones, se dice que el histórico líder guerrillero, que sufría de diabetes, sobrevivió a varios intentos de asesinato y captura, y que llevaba colgada del cuello una cápsula de cianuro para evitar que lo atrapasen con vida.
Prabhakaran estaba casado con Mathivathani Erambu y tiene tres hijos, dos varones y una chica.
Según el Ejército ceilanés, su mujer, su hija y su hijo menor están fuera del país, pero el mayor, de 23 años y que seguía a su padre en el frente, murió hoy también poco antes de su progenitor.
Prabhakaran estaba buscado por la Interpol por terrorismo, asesinato, crimen organizado y conspiración terrorista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *