La película india más esperada desata la locura entre los espectadores

Estándar

Nueva Delhi, 15 jun 2007.- Miles de indios aguardan con furor el estreno hoy de la película “Sivaji The Boss” (“Sivaji el jefe”), con las entradas agotadas para los próximos veinte días y los seguidores más acérrimos de su protagonista rezando frente a los pósters callejeros.
“La historia trata sobre la lucha contra la circulación del dinero negro y el director Shankar ha hecho un gran trabajo”, según la principal estrella de la película, Rajnikant, una auténtica institución en el sur de la India.
El estreno mundial tendrá lugar en unas 2.900 salas de proyección y, a juzgar por las colas de los espectadores en los últimos días y los lanzamientos de petardos en las calles, el filme nace ya tocado por el éxito.
Tras un rodaje que duró 19 meses, “Sivaji” tiene todas las papeletas para convertirse en el filme indio más caro de la historia, con un coste estimado de 80 millones de rupias (casi un millón y medio de euros).
Pero lo que ha hecho de la película un fenómeno social ya antes de su “nacimiento” es la espera de los incondicionales de Rajnikant, que han organizado desde repartos de dulces hasta procesiones y “pujas” (misas) en su honor para celebrar el estreno de la película.
“Hoy es un día de fiesta para nosotros, porque la nueva película de nuestro “Thalaivar” (líder) llega a las pantallas tras dos años sin estrenos”, dijo un miembro de su club de fans en declaraciones a la agencia india PTI.
Con pósters de Rajnikant repartidos por todo el sur de la India, cientos de jóvenes se congregaron durante días en las colas de los cines, realizaron ofrendas de leche frente a las imágenes del actor y rompieron cocos para convocar a la buena suerte y alejar de la película a “las fuerzas del mal”, informó la agencia india PTI.
Quizá arrastrados por la popularidad del actor, los principales líderes políticos de Tamil Nadu se apresuraron a anunciar que verán “Sivaji”, o, como el jefe de Gobierno regional, M. Karunanidhi, se apuntaron ayer al preestreno y “apreciaron” la película.
La apuesta de los políticos se explica en parte porque el mito que rodea a Rajnikant llega hasta tal punto que su película anterior, “Chandramukhi”, lleva 800 días en las salas de proyección, todo un récord en la historia del cine tamil.
Por ahora, el imparable fenómeno “Sivaji” ha trascendido ya el sur de la India, donde tienen su feudo el actor y el cine tamil, y ha llegado a la ciudad de Bombay, cuna de “Bollywood”, donde las concentraciones de fans han causado los primeros atascos.
Para huir de polémicas, Rajnikant declaró ayer que no hay comparación posible entre él y el actor más respetado de Bollywood, el veterano Amitabh Bachchan. “Yo soy el rey, pero Amitabh es un emperador”, dijo la bigotuda estrella.
En Bombay, territorio “Bachchan”, sus fans han comenzado a celebrar el estreno tirando petardos, tocando tambores y llevando una imagen del filme en procesión hasta un templo del dios Ram, donde tenían previsto llevar a cabo una “puja”.
El estreno de “Chandramukhi” hace más de dos años ya fue saludado con fuegos artificiales y desató la histeria en el interior de los cines de Chennai (antigua Madrás), con los espectadores gritando, aplaudiendo y, en algunos casos, haciendo ondear, torso desnudo, las camisetas en pie sobre sus asientos.
“La nueva película tiene comedia, acción, romance, estilo y todo en una proporción equilibrada, y la música es simplemente extraordinaria y los arreglos musicales son divinos”, recoge en un foro de internet un privilegiado que tuvo ocasión de ver el preestreno (por unos 20 euros).
Antes del anunciado proyecto en 2008 de una película con el actor transformado en un carácter animado de tres dimensiones, hoy, a las 17.00 de la tarde hora local (11.30 GMT), todo indica que la histeria que desata Rajnikant en la India volverá a repetirse.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *