La renuncia de Tharoor aleja a la India del Consejo de Seguridad

Estándar

Nueva Delhi, 3 oct 2006.- La retirada del indio Shashi Tharoor en la lucha por la sucesión del secretario general de la ONU, Kofi Annan, resta capacidad de presión a la India y la aleja de sus aspiraciones de ser miembro permanente del Consejo de Seguridad.
El diplomático, abogado y escritor indio hizo público anoche en Nueva York que se retira de la carrera por la Secretaría General de la ONU, después de perder ante el coreano Ban Ki-Moon en la cuarta ronda de votaciones y entre las reticencias de China y EEUU.
De los quince votos posibles, Tharoor obtuvo diez positivos, dos abstenciones y tres negativos, entre los que se contaba el de un miembro permanente del Consejo de Seguridad, lo que equivaldría, en una votación formal, al veto del candidato.
El diplomático indio decidió retirar su candidatura al conocer el posible veto de uno de los países con presencia permanente en el Consejo y aprovechó su comparecencia para felicitar a Ban Ki-Moon.
“Acepto la derrota, Ban ha ganado y me gustaría transmitirle mis felicitaciones. Estoy muy satisfecho del apoyo recibido, aunque no haya sido suficiente”, agregó.
Tharoor, nacido en 1956, fue designado en junio por la India candidato a la Secretaría General de las Naciones Unidas y, avalado por tres décadas de experiencia dentro de la organización, desde el comienzo fue el segundo aspirante en liza tras el surcoreano.
Autor de seis libros, ha trabajado en la sede de la ONU de Nueva York desde 1989 y hasta 1996 estuvo encargado de las operaciones de paz en la antigua Yugoslavia, para pasar más tarde al puesto de asistente ejecutivo de Kofi Annan, que le nombró en 2001 jefe interino del Departamento de Información Pública.
Esta proximidad con Annan es el factor que llevó a Estados Unidos a expresar su desconfianza hacia un candidato que en agosto de 2004 señaló en el Fórum de Barcelona (España) que la ONU había perdido “mucha credibilidad” debido a los acontecimientos de Irak.
Sin embargo, se considera que el veto proviene de China, un país que, desde que se hizo público el nombramiento de Tharoor, ha mantenido silencio al respecto.
China hizo público en varias ocasiones su apoyo a un aspirante de origen asiático para ocupar el puesto de secretario general, pero se mostró renuente a aceptar la candidatura de Tharoor.
La causa de este silencio podría residir en parte en el deseo de no molestar a Pakistán, que desde el primer momento reaccionó contra la candidatura india, pero también a que China ve a la India como la potencia rival en la zona.
Otra de las explicaciones a los votos de rechazo que suscitó Tharoor es la preocupación de que la India pudiera ejercer su influencia sobre la Secretaría General de la ONU para fomentar sus intereses de reforma del Consejo de Seguridad.
El candidato indio apoyaba las demandas de su país de formar parte del Consejo de Seguridad como miembro permanente.
Según Tharoor, la ONU refleja las realidades sociopolíticas de 1945 y no de hoy, por lo que habría que estudiar unas reformas que permitieran a países como la India alcanzar sus “aspiraciones legítimas”.
India, de hecho, criticó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU, al mantener que ha fracasado en su obligación de mantener la paz y la seguridad como consecuencia de su carácter poco representativo.
“El problema principal para el mantenimiento de la paz no es de personal o recursos, sino de la falta de representatividad del Consejo de Seguridad”, afirmó el embajador indio ante la ONU, Nirupam Sen.
La reforma de las Naciones Unidas, según el Gobierno de Nueva Delhi, quedaría incompleta de no ampliar el Consejo de Seguridad para dar entrada a más países, con el fin de hacerlo “más representativo y efectivo”, señaló el embajador.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *