La sonda lunar india hará un mapa tridimensional y estudiará sus minerales

Estándar

Nueva Delhi, 22 oct 2008.- La India afianzó hoy su marcha en la carrera espacial con el lanzamiento exitoso de su primera sonda lunar, la nave Chandrayaan 1, que trazará un mapa tridimensional del satélite y estudiará sus minerales.
El lanzamiento se produjo a las 06.20 de la mañana hora local (00.50 GMT) desde las instalaciones que la Organización India de Investigación Espacial (ISRO) tiene en la isla sureña de Sriharikota, situada en la Bahía de Bengala.
El Chandrayaan despegó en un vehículo de lanzamiento de satélites polares (PSLV, siglas en inglés) y tardó 18 minutos en orbitar alrededor de la Tierra, según lo planeado y pese a las fuertes lluvias de los últimos días.
Las cámaras captaron el momento en el que el cohete se elevó con una estela de fuego y denso humo blanco, antes de desaparecer en el cielo, mientras un millar de científicos de la ISRO -vestidos también de blanco- aplaudían y se abrazaban llenos de satisfacción.
“El lanzamiento ha ido perfectamente. La nave llegará a la órbita lunar el 8 de noviembre y allí comenzará su tarea”, dijo a Efe por teléfono un portavoz de la organización.
Con el lanzamiento del Chandrayaan (“Vehículo lunar”), la India se une al club de potencias con misiones en el satélite, integrado por Rusia (antigua Unión Soviética), Estados Unidos, la Agencia Espacial Europea, China y Japón.
“El lanzamiento exitoso de la aeronave Chandrayaan 1 marca el primer paso de lo que esperamos sea un hito histórico del programa espacial indio”, se felicitó tras el lanzamiento el primer ministro del país, Manmohan Singh, en un comunicado.
Con un coste de 3.860 millones de rupias (unos 78 millones de dólares), la sonda viaja ya hacia la Luna equipada con once instrumentos científicos, que servirán para trazar un mapa tridimensional del satélite y estudiar su composición geológica.
El Chandrayaan 1 orbitará a 100 kilómetros del satélite durante dos años, aunque uno de los momentos más especiales se producirá el próximo 15 de noviembre: en ese momento, la sonda dejará caer un artefacto de Impacto Lunar con la bandera tricolor india.
El lanzamiento fue acogido con júbilo por el sector científico y los medios de comunicación, y el ISRO no tardó en recibir la felicitación de las principales autoridades políticas, como la presidenta, Pratibha Patil, o el propio primer ministro.
Los medios indios ya han calificado al Chandrayaan como un “gran salto adelante”, y el “Moon Yatra” (viaje lunar) ha reafirmado la tradicional pujanza del sector aerospacial indio, que ya contaba en su haber con el lanzamiento de varios satélites extranjeros.
En septiembre de 2007, la agencia espacial india anunció planes de construir una “constelación” de siete satélites geoestacionarios por un valor de 395 millones de dólares (unos 290 millones de euros) hasta el año 2012.
Además, el Chandrayaan es sólo un primer paso en los planes del ISRO, que prevé enviar a dos indios al espacio y más tarde, allá por 2025, hacer posible que otro de sus compatriotas pise el suelo lunar, según un portavoz de la organización.
“Estamos planeando llevar a dos personas al espacio en nuestra primera misión tripulada. El proyecto está aprobado por la Comisión espacial, con un coste de 2.440 millones de dólares”, dijo hoy a la agencia india IANS el presidente del ISRO, G. Madhavan Nair.
De origen modesto, la industria aerospacial india ha sido en las últimas décadas una de las apuestas en el ímpetu desarrollista del país, que combina el lanzamiento de satélites con la existencia de cientos de millones de pobres.
Los científicos esperan que este primer viaje indio a la Luna -la sexagésimo octava expedición de los terrícolas al satélite- aporte beneficios científicos inmediatos y tenga otros efectos más tangibles a largo plazo en la economía y la política estratégica del país.
“La misión pondrá a la India en el mapa mundial de la cooperación en tecnología espacial. Y además, fortalece nuestro propósito de usar estrategias en la lucha contra la pobreza y el analfabetismo”, declaró a IANS el científico y senador K. Kasturirangan.
Se cumpla o no ese propósito estratégico, de momento los científicos, los políticos y los medios de comunicación indios han hecho suyas las palabras del director del proyecto Chandrayaan, Mylswamy Annadurai: “Nuestro bebé marcha de camino a la Luna”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en “La sonda lunar india hará un mapa tridimensional y estudiará sus minerales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *