Mueren 150 personas en una estampida en un templo hindú del Rajastán

Estándar

Nueva Delhi, 30 sep 2008.- Al menos 150 personas murieron hoy y otro centenar y medio resultaron heridas en una estampida registrada en los accesos a un templo de la ciudad de Jodhpur, en el estado occidental indio de Rajastán, informó una fuente oficial.
El ministro de Interior del Gobierno de Rajastán, G.C. Kataria, citado por la agencia india IANS, explicó que la cifra de víctimas mortales todavía podía aumentar debido a la extrema gravedad de algunos heridos.
Miles de personas habían acudido de madrugada al templo de Chamunda, situado en la imponente fortaleza de Mehrangarh, que domina una colina, para rendir pleitesía a la diosa y celebrar el inicio del festival religioso hindú del Navratri.
“La rampa de acceso al templo es estrecha. Todo sucedió como un rayo: una persona cayó y arrastró a otras. La mayoría de la gente ha muerto por asfixia”, relató a Efe por teléfono el secretario de Interior de Rajastán, S. N. Thanvi.
El templo de Chamunda es accesible por una cuesta de dos kilómetros de largo y apenas unos metros de ancho, que además había sido dividida por las autoridades en un camino para hombres y otro para mujeres y niños con el fin de ordenar la procesión.
Casi todas las víctimas son varones porque las caídas tuvieron lugar en el área masculina, cuando los devotos comenzaron a derribar barreras y empujarse mutuamente para alcanzar el templo antes que el resto, según testigos citados por IANS.
“Había al menos 10.000 personas cuando ocurrió el suceso, sobre las 05.30 de la mañana (0.00 GMT). De repente vi a gente corriendo y cayendo unos sobre otros. Hubo un completo caos”, narró un testigo.
Kataria, calificó lo sucedido de “tragedia masiva” y la atribuyó al pánico del que fueron presa los devotos tras las primeras caídas.
“Habíamos tomado medidas para que esto no pasara. Habíamos separado a mujeres y hombres. Pero la agitación de los peregrinos hizo que fueran cayendo uno tras otro”, dijo ante la prensa el dirigente, que reconoció que las barreras protectoras cedieron, según los medios indios.
La jefa del Gobierno regional, Vasundhara Raje, visitó poco después la fortaleza, donde anunció la apertura de una investigación y una ayuda de 200.000 rupias (unos 4.200 dólares) para las familias de los fallecidos.
Entre 15 y 20 personas fallecieron en el acto, informó la agencia india PTI, mientras que los demás murieron ya en los hospitales Mahatma Gandhi, Mathura Das y Sun City, de Jodhpur.
Según la Policía, entre las víctimas mortales hay muchos jóvenes.
“He visto entre 150 y 200 cadáveres”, contó un testigo a la cadena de televisión de Nueva Delhi NDTV.
Tras la estampida, las imágenes de televisión mostraron cómo, ya de día, los propios peregrinos recogían a los heridos y los transportaban a toda velocidad por las empinadas calles de la fortaleza en medio de una gran confusión.
Desde París, donde se encuentra en visita oficial, el primer ministro indio, Manmohan Singh, ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas y expresó su “horror y pena” por el suceso, reflejo de un fenómeno recurrente en la India.
Al mensaje de Singh, se sumaron la presidenta india, Pratibha Patil y el vicepresidente del país, Hamid Ansari.
Las masivas concentraciones de fieles durante los festivales religiosos indios llevan a menudo aparejado el riesgo de estampidas, por la falta de medidas de seguridad y el escaso control de las autoridades en templos de precaria infraestructura.
El pasado 3 de agosto, 162 peregrinos murieron aplastados en otra estampida similar a esta registrada en el famoso templo de Naina Devi, ubicado en el estado indio norteño de Himachal Pradesh.
En esta ocasión, la estampida se ha producido en otro popular templo, el de Chamunda, que tiene una gran tradición en Jodhpur porque la diosa a la que debe su nombre era la patrona del rey Rao Jodha.
Jodha trajo el ídolo a Jodhpur en 1460 y ordenó instalarlo en el fuerte Mehrangarh, uno de los centros turísticos más importantes del Rajastán, que corona una colina desde la que domina la ciudad vieja.
Al Mehrangarh habían acudido hoy los fieles para celebrar el inicio del festival hindú del Navratri, que marca a su vez el comienzo de la temporada de celebraciones religiosas en la tradición hindú.
“Mucha gente tenía fe en la diosa Chamunda y por eso acudían a diario al templo. Pero hoy era un día señalado, el Sthapna Diwas, el más propicio para el rezo”, dijo a Efe Thanvi.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *