Principales ciudades en alerta tras explosión en mezquita con siete muertos

Estándar

Nueva Delhi, 18 may 2007.- Las autoridades de la India declararon hoy el estado de alerta en las principales ciudades del país, después del atentado que ha acabado con la vida de siete personas en una concurrida mezquita de Hyderabad (sur) en la que estalló una bomba mientras rezaban miles de fieles.
El explosivo, “poco sofisticado” y que estaba guardado en una fiambrera, según la Policía, fue detonado con un teléfono móvil a las 13.25 hora local (07.55 GMT) en la Mezquita Mecca de Hyderabad.
Como consecuencia de la explosión fallecieron siete personas y otras 35 resultaron heridas.
Tras desplazarse a la zona, las fuerzas de seguridad hallaron otros dos artefactos sin estallar, que fueron desactivados.
“Parece tratarse de un acto terrorista”, dijo el ministro indio de Interior, Shivraj Patil.
En el interior de la mezquita se encontraban unos 10.000 fieles, en pleno día de oración, que huyeron presa del pánico al oír la detonación, mientras los heridos eran trasladados al hospital Osmania para recibir cuidados.
La Policía acordonó posteriormente el área, donde fue desplegado un Batallón de Acción Rápida para intentar controlar con material antidisturbios las protestas de varios cientos de devotos musulmanes que arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad.
La Mezquita Mecca, aparte de uno de los centros islámicos más grandes y antiguos de toda la India, es considerada sagrada por los devotos de esta religión en Hyderabad, capital del Estado de Andhra Pradesh, donde los musulmanes suponen el 10 por ciento de la población.
Pese a que la Policía no ha revelado aún ningún detalle sobre la autoría, el atentado ha despertado los fantasmas de los conflictos religiosos que sufre el país de cuando en cuando, de ahí que las autoridades se hayan apresurado a declarar el estado de alerta en las principales ciudades poco después de la explosión.
En Bombay (oeste de la India), grupos de manifestantes apedrearon varios autobuses, aunque la Policía local aseguró que la situación estaba bajo control, mientras que en la capital del país, Nueva Delhi, las autoridades reforzaron la seguridad en las instituciones religiosas, las estaciones de tren y de metro, las terminales de autobuses y los centros comerciales.
“Se ha declarado un nivel de alerta alto a raíz de lo sucedido en la Mezquita Mecca. La Policía se mantiene en vigilancia constante”, declaró una fuente policial de Calcuta (este), citada por la agencia india PTI.
Las fuerzas de seguridad tampoco han hecho pública ninguna teoría sobre el móvil del atentado, aunque la India ya ha sufrido acciones muy similares en el pasado, como el que se produjo en la localidad occidental de Malegaon el 8 de septiembre de 2006.
En esa ocasión, dos bombas colocadas cerca de una mezquita, también en día de oración, causaron la muerte de 31 personas en una localidad que ya había sufrido graves conflictos religiosos en el pasado.
Pero, además, la explosión de hoy se ha producido el mismo día que el Tribunal especial encargado de juzgar los sangrientos atentados de Bombay de hace 14 años tenía que comenzar a dictar las primeras condenas.
La masacre de Bombay, en la que murieron 257 personas, se produjo el 12 de marzo de 1993, cuando trece bombas estallaron en cadena en unos trenes de cercanías como supuesta venganza de un grupo musulmán por los miles de muertos a manos de extremistas hindúes en los disturbios que siguieron a la demolición de una antigua mezquita.
A falta de una versión definitiva, el gobernador de Andhra Pradesh, Y. S. Rajshekhar Reddy, que se encontraba de visita en Nueva Delhi, viaja ya de vuelta a Hyderabad.
“En los últimos dos meses y medio, habíamos recibido alguna información de que algunos elementos ‘antisociales’ estaban intentando romper la paz. Tomamos todas las medidas, pero aun así estas cosas pasan”, dijo Reddy a la prensa.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *