Sonia Gandhi aboga por proteger a los pobres de efectos de crisis financiera

Estándar

Nueva Delhi, 21 nov (EFE).- La líder del gubernamental Partido del Congreso indio, Sonia Gandhi, abogó hoy en Nueva Delhi por proteger a los cientos de millones de pobres de la India de los efectos de la crisis financiera internacional.
“Los pobres no tienen nada que ver con la arrogancia de los ricos. Sus vidas pasan al filo de la navaja, intentando llegar a sus objetivos cada día de trabajo duro”, aseguró Gandhi ante una selecta audiencia en un hotel de lujo capitalino.
La dirigente participó en la Cumbre de Liderazgo organizada cada año por el diario indio “Hindustan Times”, que reunió a decenas de representantes de la élite empresarial, diplomáticos, altos funcionarios y políticos.
“No hay necesidad de reaccionar en demasía y menos aún con pánico -dijo Gandhi sobre la crisis-. No hay necesidad de que la India vuelva a su era de controles. Pero al mismo tiempo no podemos dejar que las cosas se vayan fuera de control”.
Gandhi tenía previsto someterse a una sesión de preguntas y respuestas, pero citó una agenda apretada y problemas en la voz como excusas para leer un discurso que su introductor, Vir Sanghvi, calificó como “un avance del manifiesto del Partido”.
Nacida italiana, la líder del Partido del Congreso adquirió la nacionalidad india tras su matrimonio con el asesinado ex primer ministro Rajiv Gandhi, y luego se encaramó a la cúspide de la formación cuando esta atravesaba una grave crisis.
Aunque su partido fue el más votado en el año 2004, distintos sectores del país iniciaron una intensa campaña para evitar que una “extranjera” llegara al poder, por lo que Gandhi dio un paso atrás y propuso el nombre del hoy primer ministro, Manmohan Singh.
Su influencia, sin embargo, no ha mermado: hoy, los empresarios escucharon sin pestañear cómo Gandhi achacaba la crisis a unos pocos banqueros y hombres de negocios de “avaricia sin control” que podrían causar “la miseria de la mayoría”.
“Ellos no tienen nada que ver con los instrumentos financieros de nombre sofisticado que han atrapado a tantos y que muy pocos comprenden totalmente”, aseveró.
Como solución para este período, Gandhi invocó una “colaboración efectiva” entre el sector público y el privado, los ricos y los pobres, la industria y la agricultura o las instituciones estatales y las compañías privadas.
Y en defensa de sus logros, citó los planes sociales promovidos por el Gobierno de Singh, como el Plan de Empleo Rural, los menús gratuitos en la escuela o el seguro de salud para los trabajadores.
Gandhi había tomado el testigo del propio Manmohan Singh, quien poco antes había inaugurado las jornadas y había mostrado su confianza en que la India superará la crisis económica mundial con un crecimiento sostenido en torno al 8 por ciento.
“La economía mundial navega por aguas turbulentas. Sin embargo, podemos superar esta crisis y emerger más fuertes si tenemos la imaginación y el sentido de unidad para trabajar juntos”, mantuvo el primer ministro.
Pero el “sueño” de Singh para el siglo entrante es, según dijo, “una India enteramente educada”, libre de la pobreza, la ignorancia y las enfermedades, y también de prejuicios, intolerancia y hambre.
Las Cumbre del Liderazgo es un cónclave anual que da cita a varios de los máximos líderes del país y a algunos importantes invitados del extranjero, como es el caso este año del ex primer ministro británico Tony Blair, o el presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari.
Las intervenciones de Gandhi y Singh de este año han coincidido con la celebración de varios comicios regionales en la India, que sirven como preámbulo de las elecciones generales previstas para el año que viene.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *