El habitante del tiempo

Estándar

Ya se encuentra a la venta ‘El habitante del tiempo’.

el habitante del tiempoPodéis encargarlo en vuestra librería habitual (España), o mediante pedido vía internet (basta con escribir en vuestro buscador ‘El habitante del tiempo’ y enseguida veréis enlaces a diferentes librerías o servicios, incluyendo Amazon o El Corte inglés, por citar a los de mayor tamaño).

‘El habitante del tiempo’ es un poemario arracimado: un conjunto de poemas que actualizan el sentido de existir, ahora que sabemos que cualquier dogma tiene, probablemente, un alcance limitado. Creo que, en este sentido, guarda un extraño aire de familia con mi libro anterior, Acto de creación.

Los poemas de ‘El habitante del tiempo’  están escritos desde la sencillez expresiva. No se plasman en la imprenta desde un ejercicio deductivo, supranarrativo. No reivindican mayor conocimiento que el de la misericordia.

Y dicho esto, espero que sean de vuestro agrado. El poema siguiente, ‘Noche de Boxeo’, forma parte de ‘El habitante del tiempo’:

34. NOCHE DE BOXEO

A solas, en el cuadrilátero,
atrapado en el tiempo,
el amor está peleando con la muerte.

Ambos bailan
desde el principio de todo.
Húmedas tiritas cruzan sus frentes.
Tienen sangrando los labios, los pómulos rotos,
los ojos hinchados.

En su concentración nada escuchan
los dos púgiles:
se cubren, amagan, esquivan, golpean,
mientras las gotas de sudor que caen de sus cuerpos
alimentan, entre los espectadores mudos,
el correr de la vida.

Sonados, uno frente a otro,
y marcándose hasta la extenuación,
están el amor y la muerte
en su juego de piernas.
Cada vez que alguno de ellos
logra conectar un gancho
en algún sitio del mundo
un hogar tiembla.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El habitante del tiempo (2017)

Estándar

¡Noticias, noticias!

Mi nuevo libro de poemas, titulado “El habitante del tiempo“, saldrá a la venta en próximas semanas. Al igual que el anterior (“Acto de creación“), está primorosamente editado por la casa madrileña “Cuadernos del Laberinto”, dentro de su sello ‘Anaquel de poesía”. Pronto actualizaré esta entrada con algunos puntos de venta, pero antes querría compartir la sinopsis del libro así como su diseño de portada:

el habitante del tiempo “Unos versos del poeta clásico Lucrecio adornan el frontispicio de estos poemas: Todo, nos recuerda, se renueva sin cesar. Unos mortales crecen, otros decrecen, y en un corto lapso las generaciones van sucediéndose y se pasan, igual que corredores, la antorcha de la vida.

El flujo del tiempo, que es algo casi siempre más constatado que percibido, es el nexo común de los poemas reunidos en este libro, pero no como melancólicos cantos de nostalgia ni recuerdos del pasado, sino desde la emoción simbólica y el sentido de lo maravilloso.

Encerrados en estas páginas combaten como dos boxeadores el amor y la muerte; murmuran las piedras de una silenciosa abadía; se pierden los niños en el laberinto de espejos. El fuego vive en la muerte de lo que arde y como cometas también arden, contigo, los poemas”.

En “El habitante del tiempo” reúno 55 poemas de estructura variada y diferentes aproximaciones al sentido de lo pasajero. Alguno de estos poemas, como el que da comienzo al libro, está disponible en esta página. Podéis encontrar más información en la página web de la editorial.

Ahora os dejo con el poema n°9 de “El habitante del tiempo”. Espero que os guste:

 09. COSMOS

El universo es un gran desierto oscuro.
Su materia, igual que las arenas movedizas
va devorando los astros
y tu nombre en ellos.

Dentro se encienden y apagan las vidas,
pequeños latigazos eléctricos.
Ponen en la luz toda su pequeña armonía,
su esperanza, su asombro,
pero es que la luz pronto se marcha
sin centro ni deseo,
y en su hueco anochece.

Como un monte de ceniza el universo vuela;
los astros lejanos flotan en silencio,
pavesas apenas;
los conatos de piedad, temprano
se deshacen.

Amar, ese milagro.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail